lunes, 31 de enero de 2011

(r)Evolución


"Lo de Egipto", como lo denominan algunos, es una situación interesante.

Hay muchos soñadores que ya proclaman Democracia de Estado a voces desde la pantalla de sus portátiles. Y no es tanto así. No cuando hay cadáveres de por medio. Sus problemas no gestan con SeriesYonkis ni los tildan de incómodos, sus problemas son la carencia de derechos básicos.

Y no es tan fácil como lo pintan. Los medios europeos, como es obvio, apoyan generalizadamente las marchas pacíficas del pueblo para derrocar una Dictadura que lleva 31 años en el poder. No es de extrañar, es el último eslabón de las Dinastías.

Pero las empresas privadas, aquellas que nacen, crecen y se desarrollan en un mundo de derechos, coberturas, facilidades y subvenciones del Fondo Europeo, tienen mucho invertido en el otro Viejo Mundo. Temen perder las libertades y privilegios, el poder pagar lo que quieran, manipular las leyes a su antojo... toda esa comodidad que te facilita un subgobierno que no dice ni 'mu' cuando le pagas su correspondiente cuota de soborno.

Por tanto, los chavales que están hartos de oír milongas, que respetan a sus padres pero no comparten sus creencias (el mayor salto generacional en décadas), que tienen ganas de estudiar, de trabajar, de cobrar por ello y poder llevar a sus novias al cine sin miedo, ya sea a llegar tarde, a ver algún filme concreto... de tener un Flickr y subir fotos mientras pasean por un parque sin tener restringido el acceso a Internet, de adquirir un vehículo que no lleve más de cincuenta reparaciones, son el motor que mueve el futuro. Sus padres trabajaban para poder comer de un día para otro, ellos quieren trabajar, tener seguros laborales y comer todos los días. Qué osadía, pensarán algunos, pero es la evolución natural, o al menos, social.

Hace años, un profesor amigo mío me dijo: Nunca veré como Oriente Medio se une para dar el paso civil clave y ser parte de una ideología occidental.

Sus palabras no escondían maldad ninguna, no en plan "esos putos moros son como animales, no tienen educación y no se les puede tratar como a iguales". Ni tampoco creo que deba compararnos con nosotros, que vamos de mal en peor... En realidad solo estaba harto del fanatismo islamista, el que mató a su hijo. Sí caballeros, este profesor, era venido del mundo árabe, maestro de sefarad. Y estaba orgulloso de haber viajado por UK, Alemania y Suiza y haber conocido gentes tan diferentes y lo que es mejor, tan iguales, al mismo tiempo.

Así que sí, espero que todo esto sirva de algo, pues las victimas deberían ser argumento. La crueldad debería ser argumento. Aunque, a decir verdad, la crueldad nunca debería ser pretexto. No debería concebirse, por ninguna de las dos partes.

***
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

3 Ida(s) De Olla:

Anónimo dijo...

Me suscribí a RSS, pero por alguna razón , los mensajes de la forma de algunos personajes : ( ¿Cómo lo arreglo ?

Anónimo dijo...

escribir aquí, después de tanto tiempo es como hablarle a un retrato en sepia, algo muy lejano pero nunca olvidado. Te diria miles de cosas pero no encuentro las palabras, nunca tuve tu facilidad y ahora es extraño, es como hablarle a un total desconocido. Hay miles de preguntas por estos años en blanco, todo cambió a mi alrededor y ten presente que cada uno es libre de vivir los malos momentos a su manera, tú ya sabes algo de eso.
Sólo quiero desearte lo mejor, que sigas adelante con tus sueños, algún día encontrarás recompensa al esfuerzo de tantos años y el reconocimiento que sin duda, mereces. Recibe estas palabras con el cariño que se han escrito, supongo que imaginarás quién soy. Un abrazo amigo.

Israel Fdez dijo...

Tengo mis sospechas, quizá con certeza, pero desafortunadamente solo puedo imaginar o un tocayo mío o una dama que desapareció en la nada más absoluta. Dos amigos de verdad en cualquier caso.

Imago Et Littera

Las imágenes que se muestran en este blog han sido obtenidas en su mayoría por la red y son de dominio público. No obstante, si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de ellas y se siente perjudicado por su publicación, por favor, no dude en comunicármelo.

Dado el uso indebido en muchos casos, desconozco la fuente original y en consecuencia, la autoría. En ocasiones pretendo rendir homenaje y ofrecer una accesible lectura gracias al apoyo gráfico, pues creo firmemente en la conexión de la artes y su complementación inherente a su misma concepción.